CHEAT MEAL: ¡PECA SIN REMORDIMIENTOS!

 CHEAT MEAL: ¡PECA SIN REMORDIMIENTOS!

Darse esos gustos durante el plan de alimentación, además de recargar energías se convierte en estímulo para seguir cumpliendo los objetivos.

Ser saludable está de moda y la idea es que no solo sea una tendencia, sino que se convierta en estilo de vida. Comer sano no debe tener como único propósito estar en forma, debe ser también la alternativa para sentirte bien contigo mismo, más enérgico, una forma de que te enfermes menos, tengas más rendimiento físico y mental, aumentes tu autoestima, amor propio y mejores la calidad de vida. Sin embargo, para lograrlo es necesario el equilibrio, así que disfrutar con conciencia, moderación y de manera eventual de un cheat meal o comida trampa, de manera inteligente, te brindará placer y felicidad manteniendo tus resultados físicos.

Todos sabemos que, por ejemplo, el azúcar, las harinas, la sal refinada, los dulces y las grasas saturadas son malas para la salud, pero su consumo no habitual y estratégico, sin abusos, no traerá problemas ni hará que pierdas los objetivos trazados.

¡BIENVENIDO EL CHEAT MEAL!

Esta comida fiesta, loca o desordenada, como también se conoce, es una comida completa que rompe con el esquema diario de alimentación, siendo una ‘infidelidad a la comida saludable’, es de mayor valor calórico y menor valor nutricional, además, es catalogada como un premio después de seguir una alimentación estricta. Científicamente está comprobado que su efecto es psicológico ya que hacerla aumenta las endorfinas: serotonina y dopamina, sustancias que producen sensación de bienestar y felicidad.

El cheat meal es una sola comida al día que puede ser completa: entrada, plato fuerte, postre y bebida. Ojalá, lo más saludable posible, por ejemplo: hamburguesa o pizza preparada en casa o en sitios saludables, copa de helado dietético, al igual que sus salsas, pero si lo deseas dulce, grasoso, hipercalórico, puedes hacerlo. El licor no entra dentro de la comida trampa, dado que es tóxico para el organismo y es catabólico muscular.

¿CÓMO HACER EL CHEAT MEAL?

Todo depende de tus objetivos y del tiempo en el cual quieras obtenerlos. Lo más indicado es no hacerlo hasta que no hayas llegado a tu meta. Si apenas comienzas tu plan nutricional no pretendas hacer una comida trampa cada semana, esto retrasaría tu progreso. Cometer este tipo de ‘pecados’ cada mes te mantendrá estable si ya estás tonificado y definido, o si estás en el proceso no te retrasará ni te estancará.

Por último, hay un mito que habla sobre el aumento del metabolismo y esto es falso, ya que la comida trampa es diferente de un REFED (recarga de carbohidratos), un tema del que hablaremos en el próximo artículo.

En conclusión, el cheat meal provoca un efecto psicológico, emocional y mental siendo parte del equilibrio de tu vida, da salud, bienestar y felicidad.

Por: Gloria Bustamante
Instagram: @golitaladoc

Comentarios de facebook

artículos relacionados