CÓMO COMENZAR A ENTRENAR

 CÓMO COMENZAR A ENTRENAR

El creador de #IngenieriaCorporal, Farid Naffah, entrega en este artículo claves para comenzar, de manera responsable, el entrenamiento de cualquier disciplina. Este es el primer artículo de una serie que serán publicados en revista Training.

A veces lo obvio se convierte en algo confuso por el simple hecho de ‘suponer’ que es obvio. La suposición deja cosas al azar, y el azar no tiene nada de confiable, por eso, lo mejor en cualquier decisión que se toma en la vida es no dejar cosas al destino, al menos de manera consciente.

Farid Naffah

La pregunta que parece obvia, pero que de obvio no tiene nada es ¿cómo iniciar un estilo de vida fitness? En realidad, es una pregunta que tiene muchas vertientes, justamente porque es un estilo y existen muchas variables implícitas, entonces, por el momento y para efectos prácticos del presente artículo empezaré por lo más importante en lo que respecta al riesgo que implica no hacerlo bien y es el entrenamiento. Entonces, reformulando la pregunta ¿qué se debe tener en cuenta a la hora de empezar a entrenar?
Lo primordial es informarse, al menos, un poco sobre quién será el encargado de guiar su proceso. ¡Pilas! Lea nuevamente: proceso, es decir, debe ser algo gradual, debe ir de menos a más.
Si vamos a comprar un celular, un carro o una tv., la mayoría hacemos el ejercicio de ver cuántos megapíxeles tiene la cámara del celular, qué tanto combustible consume el vehículo, y si la tv es Smart para ver Netflix, pero en el tema de poner nuestra salud en manos de alguien, nos entregamos sin medida, como adolescentes en la excursión del colegio, como si fuera algo irrelevante. Sin embargo, si el ‘celu’, el carro y la tv, no cumplen sus expectativas, pues no será una gran tragedia. Pero si a quien le entrega la confianza de cuidar de su salud no cumple sus expectativas, puede que no pase nada, pero puede que sí, y que las consecuencias… ¡sean graves!
No todas las personas tienen las mismas capacidades y, mucho menos, las mismas aptitudes físicas. Si va al médico y sin revisarlo ya lo quiere operar usted sospecha, entonces ¿por qué no sospecha si cuando va a empezar una práctica deportiva, su ‘coach’ lo pone a hacer ejercicio sin conocer un poco más de usted?
Lo más importante para trazar su punto de partida debe ser el conocimiento mínimo de sus condiciones de salud que, en muchos casos, pueden ser grandes limitantes. Y obviamente, si existe un punto de partida planifique pequeños ‘peajes’ en la ruta donde pueda valorar su avance y sepa hacía dónde se dirige. Es sencillo. Cuando uno no sabe pa’ donde va, cualquier bus le sirve, pero la realización de una actividad física debe tener un norte muy individual para cada quien, no solo por organización sino por prevención.
No dé nada por obvio, pregunte, indague, si se quiere meter en el cuento ¡investigue un poco! Y no olvide que la decisión más inteligente a la hora de empezar en lo que sea es rodeándose de personas altamente capacitadas que puedan orientarlo de manera responsable.

Listo, ahora sí, como después de la tormenta viene la calma ¿qué otros factores tener en cuenta?

  1. Incremente su ingesta de agua, va a transpirar más y metabólicamente demandará una ingesta más alta de líquido, por lo tanto, manténgase hidratado.
  2. Lleve un control de medidas a lo largo del tiempo. El peso no es lo más importante, es más, el peso no dice mucho. Qué tanta masa libre de grasa tiene, su porcentaje de grasa corporal y su perímetro abdominal son mucho más importantes que preocuparse por quien es usted en kilos. La mayoría de sitios y profesionales afines tienen dispositivos análogos o digitales para cuantificar dichos datos, conózcalos y contrólelos a lo largo del tiempo, además son indicadores básicos de su proceso.
  3. No es vanidad, no es por verse bien, es por necesidad: adquiera la indumentaria adecuada para hacer deporte. Aún veo a la gente en los gimnasios corriendo en Converse y ¡me duelen las articulaciones a mí! Es importante no solo estar cómodo, sino funcional. Sea cual sea la modalidad deportiva seleccionada, elegir los aditamentos correctos puede evitarle dolores de cabeza, de espalda y de articulaciones, entre otros.
  4. ¡Sea paciente! Los resultados obedecen a una fórmula sencilla: disciplina, paciencia y constancia.
  5. Por último, pase la fase adaptativa de cualquier actividad física con rigor, no hay afán, 3 a 4 semanas le darán información detallada sobre sus aptitudes, y esas, son ficha clave para saber cuál es el próximo paso.

Más Info en INSTAGRAM @FaridNaffah

Comentarios de facebook

artículos relacionados