¿QUÉ COMES? ¿QUÉ ENTRENAS?

 ¿QUÉ COMES? ¿QUÉ ENTRENAS?

Por: Maximiliano Kammerer.

La genética tiene un papel preponderante en el desempeño deportivo. Sin embargo, existen otros factores que se relacionan directamente con el óptimo rendimiento. Aquí te contamos.

Las emociones, el aspecto mental, las motivaciones, el nivel de entrenamiento, el medio ambiente donde se practique la actividad: altura o nivel del mar, ambiente

cálido o frío, y la nutrición son determinantes en el desarrollo deportivo de un atleta. Para un deportista de alto rendimiento una adecuada nutrición puede marcar la diferencia en una competencia.

Múltiples investigaciones lo afirman: el aspecto nutricional es uno de los factores más importantes en el rendimiento del deportista, bien sea porque lo haga de forma recreativa o de alto rendimiento.
Sin duda, el propósito principal de la alimentación es mantener o alcanzar el máximo rendimiento y para esto se debe disminuir la fatiga, recuperarse de forma más rápida entre las sesiones de entrenamiento o después de una competencia, tener un peso y una composición corporal ideal para el desarrollo de la disciplina deportiva, disminuir la presencia de lesiones o favorecer la recuperación post-lesión, lograr una óptima concentración mental y estado de ánimo. En el caso de los deportistas menores de edad es fundamental garantizar un adecuado crecimiento y desarrollo.

+ Información: INSTAGRAM @nutricionendeporte

LA ALIMENTACIÓN ES INDIVIDUAL

Cada plan nutricional debe ser balanceado y ajustado a los requerimientos del atleta: tipo, duración e intensidad del deporte que practique, momento de entrenamiento o compe- tencia y las condiciones en las que se realizan. Además, sería ideal tener una asesoría personalizada para el uso de suple- mentos, cuyo propósito sea mejorar el rendimiento según las necesidades de cada persona.

Por su parte, la evaluación nutricional del deportista también tiene varias fases: la alimentación antes, durante y después del entrenamiento o competencia. La importancia de estas etapas y las recomendaciones dietéticas son específicas y varían según el atleta y la disciplina deportiva.

Los carbohidratos, por ejemplo, son el combustible de la masa muscular por eso no deben faltar en el plan de ali- mentación diario, pues aportan la energía necesaria, para poder correr, saltar o realizar cualquier actividad deportiva. Las pastas, los cereales y el pan integral son alimentos ricos en carbohidratos complejos, necesarios para proporcionar
la energía que se utiliza durante la actividad física. Estos alimentos son de absorción lenta, por tanto, no pueden faltar en los días previos a una competencia o encuentro deportivo y en las tres o cuatro horas antes del evento. Por otro lado,

están los carbohidratos simples o de asimilación rápida,
que proporcionan energía rápidamente, entre los que están las frutas, la miel o la mermelada. Es importante consumir estos alimentos después de realizar deporte para favorecer la recuperación.

En la alimentación diaria no se pueden obviar las proteínas, encargadas de construir y regenerar los tejidos, cuestión fun- damental en los atletas ya que son sometidos a grandes des- gastes. Entre los alimentos ricos en proteínas se encuentran la carne, el pollo, el pavo, el pescado, el huevo, los lácteos y las proteínas vegetales como la soya, la quinoa y leguminosas en general. Estos alimentos deben tomarse después de los entrenamientos para favorecer la regeneración muscular.

Otro elemento importante en la dieta de un deportista son
las grasas, pues son una fuente energética primordial, aunque también tienen otras funciones como la protección de órga- nos vitales, el aislamiento térmico o el transporte de vitami- nas. Es fundamental consumir grasas insaturadas presentes en los aceites vegetales.

En definitiva, una correcta alimentación en función de cada persona puede determinar el éxito o el fracaso en cualquier disciplina deportiva que se practique.

“El éxito en el deporte depende de tres aspectos básicos: el entrenamiento, la alimentación y el descanso”

+ Información: INSTAGRAM @nutricionendeporte

Comentarios de facebook

artículos relacionados