REFEED, UN EMPUJÓN PARA EL CUERPO

 REFEED, UN EMPUJÓN PARA EL CUERPO

Además de otros beneficios, la recarga de carbohidratos mientras se realiza una dieta hipocalórica alivia, psicológicamente, las restricciones que se sienten durante el plan de alimentación.

Sin duda, los efectos fisiológicos son los más positivos dentro del proceso de refeed, pues consumir grandes cantidades de carbohidratos normalizan algunas hormonas como la leptina y el cortisol, facilitando la pérdida de grasa, aumentando el metabolismo, disminuyendo la ansiedad en el periodo de definición y saturando al 100% las reservas de glucógeno muscular que, en este tipo de dietas de carbohidratos bajos, disminuye. Igualmente, el refeed sube la energía, mejora el rendimiento físico y aumenta la función inmune, ya que, entre más tiempo y más extrema es la dieta, más se genera estrés corporal y es más probable que se afecte este sistema, pero al adicionar más calorías la situación se compensa.

El día del refeed hay que tener en cuenta varias cosas:

  1. Se debe continuar con la rutina de ejercicio cotidiano, evitando que coincida con el día de descanso del entrenamiento.
  2. Por más tentador que sea, para quemar esas calorías extras, no debe realizarse ejercicio exhaustivo, debido a que no habría una absorción óptima de nutrientes y calorías adicionales en el organismo, que deberían ser almacenadas en el músculo y en el hígado para recargar la energía y recuperar el metabolismo.
  3. El refeed debe hacerse posterior al primer entrenamiento matutino para aprovechar la ventana anabólica (periodo en el que se absorbe mayor cantidad de nutrientes) y continuar recargando durante todo el día.

    Y es que el refeed consiste en aumentar el consumo calórico del día, basado en carbohidratos de un 20% a un 50% más, en un periodo de 8 a 12 horas, diurno preferiblemente, conservando las proteínas de alto valor biológico y teniendo un bajo consumo de grasas. Los carbohidratos deben ser, preferiblemente, almidonados, entre ellos papa, yuca, plátano, pastas, pan y arroz. Así, el organismo utiliza el consumo de carbohidratos para convertirlos en glucógeno muscular y hepático y usarlos como combustible o fuente energética. Las grasas deben ser buenas como el aceite de oliva, de girasol, aguacate y grasas de las nueces.

¿CÓMO FUNCIONA UN REFEED?

También debemos tener presente que en dietas bajas en carbohidratos se produce un aumento del cortisol (hormona reguladora del estrés y catabólica). De esa manera, el refeed hace que los niveles de cortisol se reduzcan, disminuyendo el porcentaje de grasa en el cuerpo, aumentando la testosterona en los hombres, disminuyendo la retención de líquidos, aumentando la grasa magra y la estabilidad emocional.

Para lograr los objetivos esperados, hacer el refeed dependerá de tres factores: tiempo de dieta hipocalórica, qué tan intensa y estricta es la dieta, y en qué nivel de grasa corporal está el paciente. Por lo tanto, aquellos con un porcentaje de grasa menor y con una dieta más estricta necesitan, a menudo, un refeed.
En definitiva, el refeed o recarga de carbohidratos ayuda a disminuir la posibilidad de fracasar en una dieta hipocalórica, aumenta el éxito de la dieta, definición y marcación muscular, disminuye la ansiedad, aumenta la energía, el glucógeno muscular, el rendimiento físico y el bienestar, manteniendo la motivación para alcanzar el objetivo trazado. Así que si quieres pecar sin remordimientos realiza un buen refeed, la asesoría de personas expertas en el tema te ayudará a llegar a un exitoso resultado.

Por: Gloria Bustamante
*Médica cirujana de la Universidad Pontificia Bolivariana
*Médica cirujana estética y cosmética de la Universidad Hebrea de Barilan y de la UIME Francia
*Médica Nutrióloga de la Universidad Barcelona

Instagram: @golitaladoc

Comentarios de facebook

artículos relacionados